Casos de pornografía infantil alertan a las autoridades en Paraguaná

117 total views, 1 views today

El Servicio de Inteligencia Penal del Estado Falcón (Sipef) mantiene en curso distintas investigaciones, a fin de detener el funcionamiento de varias redes de pornografía infantil operantes en la ciudad de Punto Fijo.

 El trabajo de los policías estadales ha dado frutos y en las últimas semanas han quedado inoperativos dos grupos criminales dedicados a la grabación y comercialización de material sexual, que involucra a menores de edad.

 El más reciente golpe a estas agrupaciones delictivas, que mantienen preocupados a padres y representantes de la localidad, fue asestado a principios de esta semana, cuando un sujeto de 53 años, fue descubierto en su camioneta con tres adolescentes varones, uno de los cuales presentaba hematomas en el cuello, señal de que había sido abusado sexualmente.

 El individuo fue detenido y desde entonces quedó develado un entramado de explotación infantil, en el que las víctimas tienen edades comprendidas entre los 12 y los 17 años.

 A raíz de esta aprehensión, el tribunal que lleva la causa ordenó el allanamiento de la vivienda del implicado, ubicada en la urbanización Santa Fe del municipio Carirubana, en donde los funcionarios actuantes incautaron cámaras, teléfonos celulares, chips de operadoras nacionales e internacionales, uniformes escolares, ropa interior, juguetes sexuales y hasta condones y juguetes de uso íntimo, es decir, todo un arsenal de elementos utilizados para la grabación de vídeos que luego son comercializados dentro y fuera de Venezuela.

 Expertos en el área de pedagogía, como es el caso del Dr. en Docencia, Raúl Villanueva, advirtió que los niños deben recibir una correcta educación sexual desde el seno de sus hogares, aprendizaje orientado a que entiendan la relevancia de salvaguardar su integridad física y psicológica, para que no se dejen manipular por quienes, inescrupulosamente, envuelven a los infantes ofreciéndoles costosos regalos a cambio de que permitan se les explote, a pesar de que ello implique que queden marcados de por vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *